Actualización: Lun, 16 / Oct / 2017 8:11 pm
Lunes, 16 / Oct / 2017
Media: 4

Productora de Weisntein negocia su venta tras escándalo sexual

El imperio del magnate de Hollywood Harvey Weinstein, inmerso en un escándalo sexual, se desmorona: su estudio de cine inició negociaciones para su venta y podría ser excluido del sindicato de productores de cine.

Productora de Weisntein negocia su venta tras escándalo sexual
Foto: AFP

The Weinstein Company (TWC) informó que recibió una inyección inmediata de dinero por parte del fondo de inversión Colony NorthStar (ex Colony Capital), en medio de las dificultades financieras que enfrenta tras el caso de abuso y acoso sexual que involucra a su cofundador.

"Creemos que la inversión y el patrocinio de Colony ayudarán a estabilizar las operaciones en curso de la compañía", señaló el lunes Tarek ben Ammar, miembro de la junta directiva de The Weinstein Company, citado en el comunicado.

Al mismo tiempo, ambas partes iniciaron discusiones sobre una posible compra de los estudios de cine por Colony, propiedad del magnate Tom Barrack, un amigo del presidente Donald Trump.

"Nos sentimos complacidos de invertir en The Weinstein Company para ayudarla a seguir adelante", dijo Barrack, que asociado a unos fondos cataríes, compró en 2010 los estudios Miramax -originalmente creados por Harvey Weinstein y su hermano Bob- y luego los vendió. 

Te puede interesar: Llega a las salas de cine La muñeca Vudú.

El consejo de administración de la TWC -del que renunciaron cuatro de sus siete miembros- deben reunirse el martes en Nueva York para decidir el final de la compañía, según la prensa.

La TWC despidió a Harvey Weinstein el 8 de octubre, luego que The New York Times revelara una larga lista de acusaciones de acoso sexual durante tres décadas, que no para de crecer. La revista The New Yorker publicó también su propia investigación, donde varias actrices lo acusaron de violación. 

A pesar de su despido, la empresa no salió ilesa y perdió grandes proyectos de producción.

Apple por ejemplo, canceló un proyecto de serie sobre Elvis Presley, en tanto Amazon dijo estar "revisando (sus) proyectos" con la TWC relativos a dos coproducciones.

Se manejan dos escenarios: la venta de los estudios, que continuarían trabajando con uno o más propietarios nuevos, o su cierre total y la venta de su catálogo de películas y series de televisión. 

Las discusiones con Colony descartan por el momento una tercera opción que colocaba a Bob Weinstein y al presidente de la compañía, David Glasser, al frente de la productora con otro nombre.

Barrack, un amante de los "golpes financieros" que fundó Colony en 1991, forjó su fortuna con inversiones en bienes raíces de alto riesgo en Medio Oriente y en créditos inmobiliarios tóxicos en Alemania. 

AFP

Media: