Actualización: Mié, 12 / Abr / 2017 5:07 pm
Miércoles, 12 / Abr / 2017
Media: 3

50 sombras más oscuras: previsible y superficial

Dos años pasaron para que llegara a la gran pantalla la segunda parte de la historia de amor entre Anastasia Steele y Christian Grey.

50 sombras más oscuras: previsible y superficial
La oscuridad del personaje de Grey no se ve.

El 9 de febrero fue la fecha elegida, justo antes del Día de San Valentín. Efectivamente las salas se llenaron pero a la salida, la sensación fue algo parecida a la de la primera parte. Algo pasó, nos tenían que contar una historia pero no.

Jamie Dornan y Dakota Johnson vuelven a encarnar a Christian Grey y Anastasia Steele en una segunda película donde ellos empiezan sin ser pareja pero en menos de nada se reconcilian. Ella muy fácil de convencer y él muy amoroso, ambas cosas que en el libro no se ven de esta forma.

¿Dónde ver 50 sombras de Grey?.

Esta es la historia de 50 sombras más oscuras: El romance entre Christian Grey y Anastasia vuelve a ser posible tras el choque por los gustos sexuales del multimillonario que se dejó seducir por la estudiante de Literatura Inglesa. En esta segunda parte se desvelan los oscuros secretos de infancia de Christian y aparecen personajes de su pasado
que envolverán a Anastasia en situaciones difíciles.

La oscuridad del personaje de Grey no se ve. La fuerza que debe tener Anastasia es casi nula en la película, la historia es más dirigida a lo que funciona es decir: escena de sexo, una escena de historia y así.

La nueva oportunidad que tiene esta pareja para seguir contando la historia de la escritora E.L. James es una mala apuesta. Dirigida por James Foley, la historia va por el camino que se quiere pero no el que cuenta el libro.

Esta adaptación que da como la historia de amor ligera que tiene de todo menos Sadomasoquismo, todo menos misterio y mucho menos una historia oscura que de como resultado el comportamiento de Christian.

En fin, se tiene una historia pero no se cuenta. Se da por sentado que el espectador se leyó los libros y conoce la historia y tiene como deber tratar de reconocer e interpretar las pocas situaciones planteadas en la película.

Personajes tan esperados como Kim Basinger en la piel de Elena Lincoln, quien inició a Christian en el sadomasoquismo, quedan en la nada. El personaje no tiene fuerza alguna, pasa totalmente desapercibido y queda como parte del relleno de la película.

50 sombras más oscuras al igual que la primera parte es previsible y llena de escenas que no dicen nada. Esto sumado al tono superficial que maneja en toda película. ¿Pero qué podíamos esperar si es simplemente 50 sombras más oscuras?

Colombia.com

Media: