Actualización: Lun, 21 / Jul / 2014 5:39 pm
Lunes, 21 / Jul / 2014
Media: 4

Ocho apellidos vascos: una divertida y regionalista historia de amor

Con la actuación de Clara Lago “Amaia”,  Dani Rovira “Rafa”, Carmen Machi “La mamá” y Karra Elejalde “El papá”, Ocho apellidos vascos es un film español para todo público.

Ocho  apellidos vascos: una divertida y regionalista historia de amor
Ocho apellidos vascos

Rafa un joven sevillano conoce  a una chica Vasca, quien está dolida con el mundo, y en especial con los hombres, por haber sido abandonada a pocos días de su boda.  Rafa se enamora completamente de ella y va en busca de su amor, para lograr su cometido debe convertirse en un chico muy vasco, situación que como andaluz lo aturde, lo que no sabe es que se encontrará con una situación bastante incómoda de la que no podrá escapar.

Con la actuación de Clara Lago “Amaia”,  Dani Rovira “Rafa”, Carmen Machi “La mamá” y Karra Elejalde “El papá”, Ocho apellidos vascos es un film español para todo público, aunque  en ciertas situaciones el espectador “extranjero” quedará un poco extraviado debido a su exagerado, pero necesario uso de costumbres, dichos, chascarrillos, chistes y hasta insultos de los del norte y de los del sur.

No se preocupe, no tendrá que hacer una indagación previa sobre conocimientos geográficos e históricos sobre los vascos y sevillanos, ya que el sentido del film lo marca la línea romántica y el género de humor, estos dos ligados a un lenguaje universal.

Todo espectador ha querido encontrar un film de comedia romántica que evite los clichés, las situaciones descabelladas, y tenga un final esperado, pero este no es el caso. Sí, y es que “Ocho apellidos vascos” es una historia disparatada que le hará reír a carcajadas y gozar con más de una situación, pero sigue siendo predecible.

Dani Rovira “El sevillano” es quien lleva la película, el humor y la gracia aparecen cuando se encuentra él en escena, aunque su actuación pueda ser un poco exagerada, a más de una le encantará y la hará suspirar. Clara Lago persiste con su actuación encantadora aunque, por lo que dicen otras críticas, no se parece en nada a una chica vasca, pero funciona para quien no le ponga sentido o lógica al film y se guie por su romántica y alocada forma de ser.

El argumento del film parece ser funcional, un campo nuevo para exponer una historia de amor, y vaya que funcionó tomar ese “odio” entre una región y otra, existente, creo yo en todos los países del mundo porque esta comedia de prejuicios entre vascos y andaluces generó en su primer fin de semana 400 mil espectadores y 2,72 millones de euros en taquilla española.

¡Vamos, Ostias!  Entre a ver la película, seguramente le divertirá.

 

Alejandra Fontecha

Periodista Interlatin

Media: